Cuidar la salud bucodental tras las vacaciones

salud bucodental

El verano es época de relax, de viajes, de excesos. Es normal que descuidemos nuestra dieta, nuestro descanso y, por desgracia, nuestra salud bucodental. Hechos tan simples como ir a la playa pueden obligarnos, por ejemplo, a no cepillarnos los dientes con la frecuencia recomendada. Es por eso que nos gustaría aprovechar estas siguientes líneas para explicaros cómo cuidar la salud bucodental tras las vacaciones. ¿Preparados? ¡Comenzamos!

Es por ello que ahora que se acerca el final del verano es buen momento para volver a cuidar al máximo la higiene y la salud de nuestros dientes, encías y boca. ¿Quieres saber cómo puedes hacerlo o qué pasos tienes que dar? No te piernas este post porque vas a descubrir que es realmente sencillo.

En primer lugar, acude a un especialista para pasar una profunda revisión. Podemos afirmar que, para cuidar la salud bucodental tras las vacaciones, se trata de uno de los mejores consejos que podemos seguir. Nuestro dentista será el primero en saber si nos ha surgido algún problema tras el verano, si necesitamos iniciar algún tratamiento o seguir cuidados concretos. Profesionales experimentados, como los de Sonríe Estudio Dental, nos animan a realizarnos dos revisiones anuales para evitar cualquier tipo de complicación.

Recuerda que, aunque hayas relajado tu higiene durante el verano, al finalizar las vacaciones es momento para retomar los buenos hábitos. Cepíllate después de cada comida, usa pastas dentífricas adecuadas, no te olvides de la seda dental y, si fuera necesario, un colutorio adecuado para obtener los mejores resultados.

Uno de los consejos que siempre nos han ofrecido los expertos en nuestro país, como la Fundación Dental Española, es reducir al máximo el consumo de bebidas azucaradas. Nada de refrescos o de zumos, ya que incrementan el riesgo de padecer caries. El alcohol tampoco es buen amigo de la salud bucodental.

El último de las recomendaciones que os vamos a ofrecer para cuidar la salud bucodental tras las vacaciones es vigilar de cerca nuestra dieta. ¿Qué debemos primar? Principalmente los alimentos ricos en vitaminas, calcio y fibra, ya que son realmente beneficiosos para nuestros dientes y encías. En el lado opuesto nos encontramos los azúcares y grasas, malos para nuestra salud general y, por supuesto, también para la bucodental.