Consejos para un examen test

consejos para un examen test

Preparar un examen es siempre una tarea muy complicada. Normalmente, cuando nos presentamos a una prueba como ésta es porque nos estamos jugando parte de nuestro futuro o necesitamos una determinada calificación para acceder a algo. Sin embargo, hay diferentes tipos de examen a los que uno se puede presentar y todos pueden resultar muy distintos una vez que la persona comienza a afrontar la preparación del mismo. Hay personas o alumnos que tienen pánico a determinados tipos de examen y no saben cómo afrontarlos. Además, son muchas las personas que no distinguen que es diferente preparar un examen que cuenta con varias a preguntar a desarrollar, que uno tipo test. Confundir la forma de estudio para cada uno puede hacer que no consigas los resultados esperados. Por eso, queremos que conozcas algunos consejos para un examen test. En poco tiempo estarás en disposición de tener todos los conceptos necesarios para afrontar con plenas garantías este tipo de pruebas. 

Prueba estos consejos para un examen test

  1. Haz muchas pruebas: Esto es algo que debes tener muy claro. Tienes que ser capaz de tener la fuerza de voluntad para realizar muchos simulacros de examen. Cuando hablamos de simulacros, lo estamos haciendo de afrontar ese ensayo con las mismas condiciones que tendrías a la hora de hacer la prueba. No tiene ningún tipo de sentido que hagas una prueba con unas condiciones que no vas a tener en el examen. No hagas una prueba en la que puedes acceder a determinados materiales que no tendrás disponibles posteriormente. 
  2. Haz una lectura rápida: Lo primero que tienes que hacer es hacer una lectura muy breve de la totalidad del examen y así serás capaz de identificar las preguntas que son muy fáciles y que sabes la respuesta. Esas serán las que tienes que contestar primero, ya que aseguran un buen resultado. Posteriormente afrontarás aquellas que consideras normales y que también cuentan con un alto porcentaje de acierto. Lo último que tienes que hacer es dejar para el final las preguntas que son más difíciles. 
  3. Contesta sólo lo que debes: Éste es uno de los consejos para un examen test más valiosos que debes tener en cuenta. Cuando contestas con dudas a una importante serie de preguntas, lo normal es que salgas penalizado a la hora de sacar los resultados. En muchas fórmulas los fallos penalizan más de lo que piensas, por lo que debes tener mucho cuidado a la hora de ponerte a responder. 
  4. Lee las respuestas: Antes de ponerte a responder, tómate tu tiempo para leer con atención las diferentes respuestas. Hacerlo puede darte varias pistas sobre cómo puedes enfocar el tema. Tienes que tener en cuenta que es mucho lo que puede llegar a orientarte el hecho de valorar seriamente todas las opciones que te han dado.
  5. No te pares: Esto puede ser un gran error. ¿Por qué? Porque las pruebas tipo test suelen tener un tiempo determinado para ser completadas. Ese tiempo no suele ser demasiado amplio y quedarte parado, pensando en cuál puede ser la respuesta perfecta para esa cuestión que te está dando tantos quebraderos de cabeza. Cuando te des cuenta, habrá pasado más tiempo del que pensabas y puedes verte agobiado de cara al último tramo del examen. 
  6. Revisa todo: Antes de que vayas a entregar el examen, tómate tu tiempo para revisar todo lo que has contestado. Es clave que puedas tener unos minutos para ver cómo has afrontado la prueba. Ahí puedes detectar fallos y hacer algunos cambios que pueden resultar claves para que el resultado del examen sea mejor. 

¿Qué te han parecido estos consejos para un examen test? Esperamos haberte podido ayudar a preparar de la mejor manera un examen de este tipo. Ponlos en práctica y seguro que te ayudan a sacar esa nota que siempre has querido.